Decíamos ayer

Decíamos ayer que hay una profunda brecha entre los ciudadanos y sus gobernantes, y que la crisis no ha hecho más que agravarla.

Decíamos ayer que cada vez somos más a los que la corrupción nos preocupa venga de donde venga. Y que parece que viene de muchos sitios.

Decíamos ayer que es tiempo de enterrar los argumentarios; de pasar del y tú más; de olvidarnos de peleas por todos los sillones.

Decíamos ayer que la situación de la banca, y en especial la de las cajas, ha provocado un rescate a nuestro país; que se ha traducido en recortes, y que siguen cambiando las normas del juego.

Que el sector financiero es responsable de excesos como las preferentes y los desahucios. Y que no hay crédito para las empresas, pero sí para Gareth Bale y Neymar.

Decíamos ayer que en Cantabria se nos desmoronan todos los referentes: El Racing. La Caja. La patronal. Hasta el Festival Internacional de Santander, ese al que una vez vino Plácido Domingo, ya no importa a nadie tras años de lujo religioso.

Decíamos ayer que la industria sufre un cambio de modelo. Que las fábricas que antes empleaban a cientos de trabajadores ahora tienen un cartel de liquidación en la puerta. Y que se venden a precio de saldo a empresas alemanas e internacionales,  en ese escaparate en que se han convertido los concursos de acreedores.

Y decíamos ayer que mientras la industria se cae, los otros empresarios; los autónomos; la gente con iniciativa, vive con la zancadilla de impuestos y burocracia.

Y que al mismo tiempo contemplamos atónitos un mundo irreal de teleféricos, campos de golf y ciudades inteligentes.

Eso decíamos ayer.  Hoy os decimos que todo esto hay que contarlo. Que eso es lo que estábamos haciendo desde hace un año, cuando asumimos la producción de Buenos Días Cantabria.

Decimos hoy que ese proyecto vivió un tropiezo. Que a la hora de la verdad, la libertad de expresión no gusta tanto. Que una cosa es dar voz a la calle y otra dejar que la calle hable. Que hay quien le quiere poner cerrojos al campo.

Pero, sobre todo, os decimos hoy que gracias. Estuvisteis ahí cuando más lo necesitábamos. Cuando peor lo pasamos. Y os decimos que ésta os la vamos a devolver.

Porque sabemos que vosotros también lo estáis pasando mal. Que muchos estáis en el paro. Que muchos nos escucháis ahora mismo desde fuera de España. Que a muchos otros os cuesta hacer despegar vuestro proyecto. Que otros estáis en la calle, defendiéndoos. Y todos, indignados.

Por eso, os decimos hoy que si vosotros os preocupasteis por nosotros, ahora nos toca a nosotros.

Decimos hoy que el 22 de abril ya se ha terminado. Que fue un mal día. Pero que hoy es lunes, que son las ocho de la mañana, que es 16 de septiembre y que es Un Buen Día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Decíamos ayer

  1. Netocrata dijo:

    Buen post Oscar, que mas se puede decir! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s