Fraile y Blanco, sancionada con 20.000 euros por usar programas informáticos sin licencia

La agencia de comunicación Fraile y Blanco ha llegado a un pacto con el lobby del sector informático por medio del cual deberá pagar más de 20.000 euros por el uso de programas informáticos sin licencia para sus cursos de formación.

Fue esta práctica la que llevó a que el pasado 3 de abril se produjera un registro en sus instalaciones en el Río de la Pila, tras recibir una denuncia anónima.

La presencia de policía (en funciones de policía judicial, esto es, a instancias de un juez) produjo el equívoco en un primer momento de hacer pensar que se debía a otros razones ligadas a la actividad del grupo.

La propia empresa activó en el imaginario colectivo esa idea con un comunicado que remitía a aquellos otros motivos que podían haber llevado a la policía judicial hasta su sede.

Ese día se inspeccionaron 10 ordenadores, en los que se detectó software que se empleaba
sin licencia, y cuyo uso era, fundamentalmente, para los cursos de formación para el empleo de los que esta empresa es entidad colaboradora, centrados principalmente en el campo audiovisual.

Fraile y Blanco

La organización planteó que se inspeccionaran más ordenadores y espacios, pero entonces se alegó que su uso era compartido, argumento que aceptó la autoridad judicial y que supuso que el registro se limitara a esos diez ordenadores.

En un primer momento, BSA -The Software Allience en España (la organización que lucha contra el uso de software de forma ilegal) llegó a cuantificar los daños sufridos entre 25.000 y 40.000 euros.

Sin embargo, finalmente, la cifra se ha quedado en torno a los 20.000 euros, gracias a un pacto entre empresa y organización.

Esa cantidad se concibe como una multa o indemnización a las damnificadas, pero no es el único gasto que debe afrontar una compañía que, como es el caso de Fraile y Blanco, se las ve con una denuncia de este estilo.

El acuerdo y la sanción van acompañadas del compromiso de abandonar esta práctica y pagar las correspondientes licencias de uso de los programas informáticos, según explican fuentes conocedoras del proceso.

DENUNCIA DESDE DENTRO

La inspección se realizó tras recibirse información sobre utilización de software presuntamente ilegal mediante un informador a través de www.bsa.org., la página del lobby informático que facilita las denuncias, mediante un formulario que garantiza el anonimato del denunciante y que deriva la actuación directamente hacia la justicia.

En este caso, la denuncia partió de uno de los trabajadores que ha sufrido los frecuentes despidos en los últimos tiempos por parte de una empresa que en su mejor momento llegó a tener en plantilla a 60 empleados en su sede del Río de la Pila.

Y aunque no ha sido la única persona que ha realizado una denuncia similar, la empresa sí que divulgó su nombre y apellidos a todo la plantilla en un comunicado interno, en el que tachaban de “esperpento” lo sucedido y sugerían intereses en el proceso del denunciante, al que acusaban de querer “destruir”.

A este comunicado, interno, se sumó otro pensado para enviar a los medios (sólo El Diario Montañés y Buenos Días Cantabria se hicieron eco del registro), y que finalmente no fue remitido, pero que tenía la intención de “evitar posibles especulaciones que no deseamos o “historias que no se ciñen a la realidad”.

BSA, a través de Carlos Pérez, representante legal de esta organización, advertía sobre los riesgos económicos que puede acarrear a las empresas el uso de software sin licencia, a través de una nota fechada el pasado 22 de abril.

LA ACTIVIDAD DEL GRUPO

A raíz de esta inspección policial Buenos Días Cantabria estuvo contando detalles sobre el origen y funcionamiento de Fraile y Blanco, agencia de publicidad nacida bajo los gobiernos del Partido Popular (uno de sus comerciales es cuñado del presidente Ignacio Diego) y que experimentó un sustancial crecimiento en los Ejecutivos de PSOE y PRC, al calor de una publicidad institucional auspiciada desde las consejerías socialistas.

Fraile y Blanco llegó a crear un conglomerado de al menos nueve empresas, relacionadas entre sí de distintas formas (misma dirección, socios comunes, etc…) que consiguieron sólo en la segunda legislatura del orden de 12 millones de euros de dinero público.

Recurrían al método de fraccionar contratos del mismo proyecto a distintas empresas del grupo, facturando cifras inferiores a la que se requiere para que haya más competidores. Una práctica que fue censurada por los auditores de la empresa pública Sodercan.

Tertulianos de Buenos Días Cantabria, como el expresidente cántabro y exsecretario general del PSOE Jaime Blanco, hablaron abiertamente de la relación entre esta agencia y la financiación irregular del Partido Socialista en Cantabria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Fraile y Blanco, sancionada con 20.000 euros por usar programas informáticos sin licencia

  1. Netocrata dijo:

    Creo que esta noticia está muy sesgada.. deberíais de investigar un poco mas si realmente os llamáis profesionales de la información. Por ejemplo, se debería de hablar con empresarios y funcionarios que coincidieron con el ascenso y crecimiento de Juanjo Fraile al calor de la administración y el dinero de todos. Gracias a su falta de escrúpulos, ética profesional, conocimiento técnico del medio de internet, y sobre todo entendimiento de la sociedad de la información, la administración pública de Cantabria se convirtió en un conglomerado de “reino de taifas” donde cada web era de un padre y de una madre, y hablaban distintos idiomas. Una torre de Babel que envío a Cantabria (e-administración :-DD) a la cola del pelotón de la Sociedad de la Información según un estudio pertinente del año 2005 (no lo he localizado, seguro que alguno lo puede hacer). Sus soluciones no aportaban nada al conjunto de la ciudadanía, y “las alforjas”, fruto de sus consentidas actividades, se llenaban “de todas las maneras posibles” .. 🙂 Aún hoy me encuentro con soluciones obsoletas, propietarias y carísimas de mantener debido a esta increible capacidad de vender que tiene. Así que ojo, no os dejéis engañar, Juanjo es un emprendedor en toda regla, y hay que darle al “Cesar lo que es del Cesar”, un aspirante sincero a filántropo, con ciertas iniciativas muy admirables, como Talentya.. al que sin embargo creo que no se le puede culpar de “encantar a las serpientes” 🙂 Un abrazo

    • Rey Misterio dijo:

      Como se nota que entras aquí a defender lo indefendible, se ve a leguas que trabajas para su empresa. Te animo que propongas a Juanjo un buzón anónimo en la empresa para que los propios trabajadores opinen. Te llevarías una verdadera sorpresa de toda la bilis que saldría ahí, por algo será.

      • Rey Misterio dijo:

        Programadores con varias semanas de horas extras que no les dejan cogerse pero tampoco tienen narices a pagárselas, becarios de 40 años con 10 de experiencia, familia e hijos, despidos de gente buenísima que han acabado fichando por grandes empresas provinciales y nacionales, gente en prácticas trabajando como cualquier otro sin importar una mierda si aprende o no.
        Si este es tu verdadero Juanjo el emprendedor, me desorino vamos…

      • Netocrata dijo:

        Veo que mi comentario está sujeto a todo tipo de interpretaciones 🙂 Hablo desde fuera. Desde el conocimiento de muchos años en el sector. Solo animo a que si hay dudas sobre esta empresa, se la siga investigando.. y no dejarse llevarse por la rumorología..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s