Un mundo que se acaba

Teka ya no es el equipo de balonmano líder y va camino de dejar de ser “la fábrica”. En Cantabria 2012, si uno se va desde Santander al mundo, ya no es para ser el mejor en deporte o en cocinas, sino para ser más barato o porque aquí ya has quemado todos los timbres.

Asistimos sin saberlo al último capítulo de un mundo que se acaba. La época de las fábricas paternalistas y los empleos forever ya empezó a hacer las maletas cuando abrió la primera ETT en Calderón de la Barca el mismo día que una subcontrata acampó en la Global.

Años después un OVNI aterrizó en Nueva Montaña para sustituir a la parroquia donde se casaban los de “la fábrica” y los de las casas de Santiago el Mayor descubrieron, frotándose los ojos, que habían quedado cercados por el ladrillo.

Ya no es época de trabajos que pasan de padres a hijos y con una remuneración aceptable. Ni siquiera lo es de trabajos para toda la vida con pagas extra y reconocimiento médico. Para muchos de nosotros, eso ya era ciencia ficción.

Pero nos cambiaron las normas, otra vez. Y encima cada vez cuesta más entenderlas y seguir los cambios. Todos deberíamos ser licenciados en Derecho para manejarnos en este nuevo mundo.

En Greciuca andamos metidos casi mecánicamente en una rutina de negociaciones laborales, mesas negociadoras, paros y una dinámica de manifestaciones contra el marrón, ya viejo, de la semana pasada.

Nos ha cogido con poco entrenamiento en eso del asociacionismo y el moverse (la APC es el ejemplo extremo). Eran pocos, muy meritorios, los que seguían haciéndolo.

Nos ha pillado con el pie cambiado: años de luchas por complementos retributivos C en la escala básica 2, de ambiciosos retos que siempre superaban las cuatro sílabas y al propio Platón le hubieran parecido abstractos, de ruedas de prensa sobre el enésimo proyecto que iba a situar Cantabria “a la cabeza de (completad la frase con lo que recordéis)” …, años de eso, insisto, nos alejaron de lo básico.

Algunos vuelven ahora a unas esencias de calle y protesta que tenían olvidadas y que otros ni conocieron: o no lo necesitaban o no le veían utilidad. Con un cigarro en la mano, los mayores rescatan el “¿recuerdas cuando?”, mientras otros descubren el “¿por qué no?” y el “habrá que…”.

Todo sin darse cuenta de que ese mundo al que, se conociera o no, se quiere volver, también ha caído y de que nos movemos en otro escenario que requiere métodos nuevos. Con más despachos que plazas, y más abogados y economistas asesorando.

Y ahora todos, asociaciones, colectivos y periodistas nos tenemos que reciclar a marchas forzadas para desenvolvernos en un mundo nuevo que empieza a asomar con normas que apenas comenzamos a atisbar. Forzados a marchar. Para no marcharnos a la fuerza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Historias de la burbuja. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un mundo que se acaba

  1. Rubén García Colsa dijo:

    Suscribo lo que dices y además me suena mucho. Nos pasó en Reinosa en el 87 y aún así a día de hoy hay políticos en la comarca que aún prometen soluciones que ya no sirven aunque Campoo fuera Macondo. A vueltas estamos con un matadero que hubiese sido buena idea en el 82 pero no en el 2012. Aún así el aguante de la gente, una fe ciega y pasiva les hace pensar que los polígonos industriales todavía se pueden llenar con una sola empresa. En Campoo el que no emigró se pasó a la construcción o apretó los dientes a la espera de entrar en “La Fábrica”. Sólo ahora, y casi susurrando, algunos alcaldes han empezado a cambiar de mentalidad intentando atraer y facilitar alternativas. Pero cosas de la vida muchas veces sus propios votantes se lo recriminan diciendo “eso no es nada, trae trabajo de verdad”. Son muchos los factores que han hecho que Campoo no arranque y uno de ellos es que hemos esperado a que viniera alguien a solucionarlo. Espero que no se contagie esa actitud y nadie cometa nuestros errores.

    • oscarallende dijo:

      Hola Rubén (por cierto, cuanto tiempo, qué tal todo?). Me parece interesante eso que apuntas: que incluso aunque alguien se decida a lo nuevo, el común de la gente aún se resiste…

      Enviado desde mi iPhone

  2. Rubén García Colsa dijo:

    Pues intentando aprovechar el cambio de modelo y que no nos quedemos en la cuenta :). Y no es fácil, la población más joven y preparada, que es la que mejor potencia el cambio, se ha tenido que marchar de Cantabria. Hemos fabricado mucho talento en esta tierra y lo están aprovechando otros. Pero bueno, soy optimista, creo que tenemos muchas oportunidades aunque sea difícil y hasta duela. Pero es lo que nos toca y todo esta por escribir.

    • Cesar Rodriguez dijo:

      Totalmente de acuerdo, soy hijo de Hilaturas y nieto de Quijano, pero quien estaba ahí cuando estas fallaban eran las tierras y los praos. La clave de que muchos proyectos familiares se hiciesen en nuestros valles residia en conbinar actividades y aceptar las limitaciones de partida. Hoy en dia tenemos recursos muy valiosos paradigmas de un nuevo modelo que solo valoran los de fuera. Cuanto mas viajo mas colorao me pongo de elogios, pero en mi pueblo tambien me ponen colorao otras actitudes mas propias de Sicilia que del norte desarrollado. Sueño cada noche con poder vivir y trabajar en mi entorno hoces arriba o abajo, pero me preparo cada dia para cruzar los pirineos. Mientras nuestros alcaldes se empeñan en macropoligonos para recalificar terreno fertil mientras avanzan las ruinas en el poco suelo industrial que tenemos. Yo lucho por defender y poner en valor en la puerta de la Unesco lo que en nuestra casa algunos luchan por menospreciar. Solo espero que algun dia alguien pueda criar a sus hijos donde lo hicimos nosotros gracias a que pudimos esquivar las piedras que nos tiraban y llegar a la cima.

  3. Patricianuro dijo:

    Que no, que no, que no. Que el mundo que conocíamos se estará acabando, sí, pero llega uno al que debemos dar forma. Y lo mismo no dejamos que nos le diseñen otros según sus intereses y decimos hacerlo nosotros mismos. Y ahí andamos.
    Saquemos beneficio de todo. Como otros pero en mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s