Con Bea

He trabajado cinco años con Bea. En la antigua Telecabarga, que no logró sobrevivir al desastre de las teles locales.

Así que sabe muy bien lo que son las condiciones precarias, las burbujas en los medios y cómo sacar petróleo cuando trabajas con fango.

Allí pude ver, de primera mano, lo mucho que se esfuerza Bea para darle calidad a un trabajo.

Con planificación y control,  tratando con mimo a un reportaje de los que luego recuerdas (ejemplo: José Hierro).

Han pasado los años y a Bea le sigue apasionando “la profesión”. Tanto como para eslomarse para hacerlo bien, y como, cuando te gusta mucho algo, cabrearse (indignarse) si lo atacan o si ves que otras personas no lo respetan como tú.

Porque NO PUEDES DEFENDER ALGO SI NO LO QUIERES.

Con conciencia de que te están mirando, y dando espacio a iniciativas culturales y sociales que otros obvian.

Como sabe todo el mundo que ha pasado por radio o tele, (lo sabe Bea la de producción, la redactora, la presentadora, la directora de programas y la locutora de la radio) en esos medios eres parte de un equipo en el que cada uno cumple su función al servicio de una misión colectiva.

Igual que ahora la nueva candidatura para la Asociación de la Prensa.

Diréis que estoy vendiendo a Bea como si fuera perfecta. No lo es y ella lo sabe. La he visto seguir formándose para aprender, y pensar en abrirse a cosas nuevas. Y lo más importante, cuando Bea se tropieza, es de las que se levantan. Es lo que tiene almacenar tanta energía.

En el plano personal no hace falta que lo diga yo: los que la habéis tratado sabéis que da un trato personal muy agradable. Y que es muy detallista, de las que se acuerda de un examen, de un cumpleaños, de lo que te preocupaba la última vez que quedasteis.

Una vez, fue cuando más necesitaba oírlo, Bea me dijo que no estaba solo. Ni ella ahora.

Podría decir cosas similares o parecidas de personas que conozco muy bien que van en la candidatura.

Qué decir de la presencia de Magda: alguien que aunque quisiera, no sabe hacer las cosas de otro modo que no sea bien, a costa de trabajo, pero del duro e inteligente, meticuloso y eficaz, con visión de conjunto.

También están la experiencia de Juanjo, de Fernando, de Silvia o de Javier. Desde muchos medios, desde muchos sitios, desde distintas experiencias arriba y abajo, y desde distintos puntos de Cantabria (no lo sabiáis? Hay vida más allá de Santander).

Pasión, rigor y vocación. Hacer las cosas bien, porque se hacen para otros, y contar a los demás que no es lo mismo, no cuesta lo mismo y no tiene el mismo efecto, hacer las cosas mal que como hay que hacerlas.

Poner en valor todo eso es algo que necesita “la profesión” y que sinceramente creo que puede hacer Bea y la candidatura al frente de la Asociación de la Prensa de Cantabria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Con Bea

  1. Aunque te lo he dicho en twitter lo suyo es dejar constancia en la fuente original ¡¡¡como escarpias!!!

  2. JOAQUIN dijo:

    Muy bueno Oscar , me quedo con tu frase “Pasión, rigor y vocación. Hacer las cosas bien, porque se hacen para otros, y contar a los demás que no es lo mismo, no cuesta lo mismo y no tiene el mismo efecto, hacer las cosas mal que como hay que hacerlas.” ojala mucha gente de esta profesión se la aplicara. .
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s