Siempre ahí

El Palacio de Festivales tenía una Escuela. Estaba ahí, perdida entre sus plantas.

Yo la encontré cuando quise apuntarme, pero pasó algo, no llegué y lo acabé metiendo en esa parte del armario (Bart Simpson tiene una igual) a la que arrojé el tablero de ajedrez, el uniforme de baloncesto y todas esas otras cosas que no sé hacer porque creo que en el fondo sólo se me da bien contarlas.

Hubo otra gente que también la encontró , pero que además sí que servía para ello, así que pasaron por sus aulas y disfrutaron o sufrieron la Escuela del Palacio.

Y desde dentro o desde fuera, siguieron, supongo que como todos, con sus carreras, con sus vidas, pensando en el potencial que tenía su Escuela, en la de cosas que se podían hacer, en lo desaprovechada que estaba, en que había que vender más lo que hacía y en que no se puede estar décadas sin coger impulso.

Supongo que como todo el mundo con las cosas que de alguna forma sienten como suyas y que más allá de su ¿sector? no había logrado trascender. Ahora se anuncian “cambios” y se ve que muchos los estaban demandando.

O sea que está claro que la Escuela necesitaba un meneo. La duda es si la privatización es, por sí misma, garantía de mejoras, más aún teniendo en cuenta que el consejero ha descartado que sea por motivos económicos.

La Escuela es una de esas que están siempre ahí y a lo que sólo había que prestar un poquito de atención para que brillara. Como Tetuán o el Río de la Pila (citas coincidentes de la semana que viene). Como la gente que estaba “haciendo cosas” cuando el 2016 les puso el foco encima.

En fin, sigo, como los emprendedores, como el medio natural o como la educación. Como un buen amigo. Como todas esas cosas a las que si no prestas atención porque ellos mismos no se han esforzado en que las conozcas o porque tú no has querido verlas, acaban por desaparecer, cambiar hacia otra cosa, o dejar de beneficiar a todos, y llegue un día en que acabe sucediendo que al final no estén siempre ahí.

Compártelo en

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Siempre ahí

  1. The Doll dijo:

    Se aproximan cambios, pero por fortuna, contamos con el apoyo divino.
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s