Las palabras fetiche

El titular periodístico es un mecanismo que trata de meter en vereda algo tan serpenteante como la actualidad.

Por eso se basa en unas reglas invisibles que todos intuimos y que, como el alemán, tienen tantas excepciones como normas.

Una de ellas es la de lo que yo llamo las palabras fetiche. Son esos términos que, se diga lo que se diga de ellos, son noticia.

Incluso (aquí va una vulneración de norma) aunque lo que se diga de ellas sea que no pasa nada. De esta forma, “sin novedades con el AVE”, pues es noticia. No lo he inventado yo.

En principio, las palabras fetiche tienen el sentido de que remiten a realidades importantes. En Cantabria, podrían ser AVE (y por extensión, infraestructuras), Estatuto, anchoa, leche, (sentencias de) derribo, plan eólico, búnker/CPD, puestos de trabajo, Botín, etc.

Luego hay palabras fetiche que son más temporales. Estos son los días de catenaria, Prisión Provincial (aviso, a punto de desaparecer por aburrimiento).

Otras lo fueron en su momento (Del Olmo, Soplao, GFB, 2016…).
Y otras son recurrentes, casi de procedimiento: presupuestos, enmiendas; y, en lo que llamamos “estas fechas” para evitar mentar la bicha que tanto nos va a dar que hacer hasta mayo: candidatos, listas, pacto…

Algunas palabras luchan por imponerse en esta especie de batalla literaria, pero me temo que Fundación Comillas o PCTCAN, por citar algunas, no lo han terminado de conseguir.

En los últimos tiempos se está dando el fenómeno de unas extrañas palabras fetiche que se nos cuelan en las grabadoras y llegan a protagonizar la semana.

Ultimamente la cosa iba de animales, y la semana pasada cualquiera que mencionara la palabra “cine” quedaba consagrado como emisor de titulares.

No es tan grave como la tendencia a que poco a poco las palabras fetiches se vayan rebajando, y ahora, entre ellas hayamos visto como puro, novia o cartel hayan escalado de los últimos a los primeros párrafos.

Y da que pensar que haya palabras que no sean fetiche. Hoy, ni innovación ni cooperación ni creatividad son palabras fetiche. Y eso es un fracaso de todos.

Compártelo en

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las palabras fetiche

  1. Oscar Sin Nick dijo:

    Pues yo las veo por todos los sitios… aunque no haya nada detrás.

  2. Oscar dijo:

    Eso es cierto. Lo que yo quería expresar es que sucede que se dicen esas palabras y no llevan automáticamente a titulares ni crean conmociones informativas como, en fin, el consabido AVE…(tal vez sea precisamente por ese motivo que apuntas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s